El irónico caso de…la tarjeta del cine

Ir al cine hoy

Es un gustazo y hoy en día casi un lujo. No te quieres perder según qué estrenos, y algunas obras merecen ser vistas en pantalla grande y con las últimas tecnologías de sonido envolvente.

El cine y la familia

Aunque voy menos que antes, y la proporción de películas infantiles es mayor, ver a los niños disfrutar de las películas hace que valga la pena. Pero una cosa es que valga la pena y otra dejarse el sueldo.

Como ya sabrás, y si no te lo digo yo, ir al cine en familia es un gasto. A las entradas hay que sumar el parking si no es gratuito, y normalmente los niños quieren alguna golosina o palomitas antes de entrar.

Que haya sesiones con precio especial ayuda, pero en el caso de los títulos orientados al público infantil o familiar con frecuencia se llenan las salas. A veces te aguantas con el sitio que te ha tocado, aunque las entradas sean numeradas.

La entrada electrónica

Hace tiempo que se pueden comprar las entradas online, y hemos pasado por varias fases: recogerlas con un código de barras impreso en taquilla, luego en una máquina expendedora que muchas veces no funcionaba (y terminabas en taquilla haciendo cola), llevando el correo abierto con un código en el móvil, y ahora con las apps de wallet de los distintos sistemas operativos móviles, una verdadera entrada digital, con todos sus datos y su código para ser leído antes de entrar al recinto de las salas.

Comprar online, arma ¿de doble filo?

En algún caso me encontrado que, aunque podía comprar la entrada online, había que añadir un suplemento al precio por “gastos de gestión”.

En otro caso más reciente, la empresa dispone de una tarjeta de socio en dos modalidades (individual y familiar) de suscripción y pago anuales. Esta tarjeta va asociada a un código, y al comprar entradas en taquilla, se accede a un precio inferior al normal.

Aún teniendo la tarjeta, aquellos que compramos online no podíamos acceder al descuento, a pesar de estar pagando la suscripción. Hasta hace poco.

Aviso tarjeta

 

Para colmo, si te suscribes online, puedes obtener la tarjeta, pero sólo una notificación por correo, sin el código. Para disponer del código hay que ir en persona a la taquilla y obtener la tarjeta física.

Además, una vez tienes la tarjeta física, he descubierto que el código no funciona y que esto es un error recurrente y conocido, de modo que tengo que volver a pasar por taquilla para que me lo activen.

Error tarjeta cine

 

Taquilla, por cierto, con un cartel dentro que reza:

“Olvídate de las colas”

(Visited 30 times, 1 visits today)

2 Comments

  1. Maeltj

    Pues espero poder activar pronto esta opción por que eso de sacarme la tarjeta online y no poder comprar online con descuento es una chusta. Sobre todo para aquellos que vivimos al limite y llegamos siempre con el horario justo. Las colas nos matan. Quien quiere perderse su cuarto de hora de publicidad??
    ¡Muchas Gracias!

  2. Esperanza

    Es cierto. Estás supercontento porque por fin puedes acceder al descuento que estás pagando (compras tus derechos de descuento al comprar la tarjeta) y cuando lo intentas las primeras veces te da un error. Vuelta a la taquilla y a las colas.
    Eso sí, una vez actualizado todo, si que es sencillo, fácil y no tiene gastos de gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.